En esta entrada te voy a contar qué elementos debe tener tu estrategia digital y algunos de las metas que te puede ayudar a alcanzar.

Una estrategia digital es un plan de acción con las tareas que piensas realizar para alcanzar objetivos determinados y cuantificables para tu proyecto, marca, negocio o comunidad, utilizando las nuevas tecnologías de la información y la comunicación (TIC): redes sociales, contenidos digitales, smartphones, etcétera.

Para diseñar una estrategia digital, debes considerar por lo menos tres aspectos:

Narrativa

Tus objetivos: Toda tu estrategia digital debe partir de tus metas. Si tus objetivos no son claros, tampoco sabrás cómo alcanzarlos ni cómo medirlos.

Para determinar tus objetivos, piensa en frases concretas, que incluyan un verbo, una plataforma y un tiempo estimado para obtener resultados.

Símbolos

Tus contenidos: Son todos los mensajes, fotos, videos, animaciones, infografías, gifs y demás elementos multimedia que deberás producir para comunicar los rituales y las narrativas sobre tu marca.

Es decir, qué tipo de imágenes, fotografías, videos o audios utilizarás para alcanzar tus objetivos, y la planeación de cada cuánto tiempo piensas publicarlos.

Rituales

Tus canales: ¿Qué redes sociales utilizarás para interactuar con tu comunidad? ¿Facebook? ¿Twitter? ¿Instagram? Cada canal social tiene su propio conjunto de símbolos y narrativas que deberás considerar y asimilar en tu marca, para definir tu identidad digital.

Por ejemplo, en el caso de que tuvieras una papelería, tu estrategia digital podría quedar algo así:

Objetivos: Aumentar mis ventas a través de promociones y descuentos semanales durante los próximos seis meses.
Contenidos: Videoblog mensual y transmisión en vivo semanal.
Canales: Youtube,  Facebook, Instagram.

No tienes por qué hacer un documento demasiado extenso ni complejo: determina un periodo de tiempo en el que evaluarás el rendimiento de tu estrategia, hazle todas las modificaciones que sean necesarias, y vuelve a comenzar el ciclo. Es decir, debes estar siempre pendiente de tu estrategia digital, aprovechando siempre nuevas oportunidades en forma de narrativas, símbolos y rituales digitales.

Otros aspectos que puedes incluir en tu estrategia digital son:

  • Reportes de medición y seguimiento: ¿Qué y cada cuánto lo vas a medir?
  • Plan de crisis: ¿Qué hacer en caso de trolls, hackeos y otros peligros digitales?
  • Directorio digital: Cuentas y organizaciones que pueden ayudarte a potenciar tus mensajes.

Para qué sirve una estrategia digital

Tu estrategia digital puede cambiar por completo los resultados de tus campañas en Internet, si la sigues con constancia y disciplina.

Algunas de las ventajas de diseñar y seguir una estrategia digital son:

1. Medir tu inversión

Solo si tienes una estrategia digital clara y realista serás capaz de determinar si tus esfuerzos valieron o no tu inversión. No solo de dinero, sino de tiempo, esfuerzo y talento.

Por eso es muy importante que tus objetivos sean medibles, concretos y cuantificables. Entre más claro tengas qué es lo que quieres lograr con tu estrategia, mejores serán tus mecanismos disponibles para medir tu inversión.

2. Corregir tus errores

Podrás detectar qué funciona y qué no antes de que sea demasiado tarde. Recuerda establecer fechas concretas para hacer un alto, revisar tus objetivos, medir tus resultados y hacer los cambios necesarios.

No es necesario que esperes hasta el final de la estrategia para modificar algo que esté mal: si detectas narrativas, símbolos o rituales digitales que puedas mejorar, hazlo. Una estrategia clara puede ayudarte a saber exactamente qué modificar, cómo y en qué medidas.

3. Aumentar tu impacto

Recuerda poner el énfasis en las personas y siempre considerar los aspectos cualitativos en tus mediciones. Cuando dejas de concentrarte en métricas como el alcance, las impresiones, las interacciones, etcétera, y priorizas la calidad de los vínculos que estableces con tu audiencia, empezarás a notar la diferencia.

Además, con el tiempo podrás ir afinando mejor tu estrategia (que de eso se trata siempre), agregando elementos que en un principio dejaste fuera, modificando otros que no funcionan, y siempre sacándole el máximo provecho a las tecnologías de la información y la comunicación.

¿Tienes una estrategia digital para tu proyecto, marca o negocio? ¿Te ha funcionado? Comparte algún consejo que consideres fundamental para el éxito de una estrategia digital en los comentarios.

Y si esta información te fue de ayuda, te invitamos a compartirla en tus redes sociales favoritas.

¡Hasta la próxima!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *